20070625

Villaflor

El presidente municipal de Villaflores lee la noticia en el periódico, durante su desayuno madrugador(11:30am), consistente en unos tacos de cabeza del difunto wilber con salsa bien picosa y una deliciosa caguama bien fría, con lo que pretendía curarse una horrenda cruda.

Es tanto su enojo al leer esta masacre de sus paisanos, que sale a medio desayuno hacia su oficina, patinando llanta y arrollando los perros que se le atravesaban en el camino. Al llegar a la presidencia municipal, encabronadísimo, le dice a su secretario particular:

- A ver, voz chorizo, comunicáme inmediatamente al Pentágono.
- ve, que ya yo, ¿A dónde dice, sr. Presidente?
- Ay, Torcuato, voz tas cada vez más pendejo. Al Pentágono, que esos pinches gringos tienen que pagar lo que le hicieron a nuestros paisa.

El secretario lo comunica como puede y pide hablar con el secretario de defensa de los EUA., de parte del presidente municipal de Villaflores. Cuando está lista la comunicación, se adelanta el presidente municipal y habla:

- ¡Óigame, hijo de la rechingada! Le hablo pa visarle que el municipio libre y soberano de Villaflor y toda la zona de la Fraylesca, le declara la guerra a los Estados Unido, por la muerte de nuestros paisa asesinados por la migra.
- Disculpe, no entender. ¿Quién dice que habla?
- No te hagás pendejo, habla Don Chu Ruíz, presidente municipal de Villaflor. ¡Y sépanse que se los va a cargá la chingada!
- Oiga, y ese Villaflor... ¿Dónde queda? El Presidente municipal toma un breve minuto para tomar aire, porque estaba más que encolerizado por esta falta de conocimiento.
- Mirá, pendejo... Yo sé que ustedes se creen muy chingones, y que ya hasta tienen polecia de la CIA y el FBI infiltrados en mi gobierno para desestabilizarme y ahora se hacen los que no saben donde estamo. Villaflores, el que esta junto a los vergas estos de garrobolandia (villacorzo), por nuevo mexico a 45 minutos de la Capital de Chiapas (si maneja mi compadre amado es un poco menos ), en el meritito México, cabrón.
- Ah, ya veo. ¿Y dice que nos declara la guerra?
- ¡Si, por culeros! Y no se rajen, ¡porque se las vamo a partí!
- ¿Sabe usted que le está declarando la guerra al país más poderoso del mundo?
- Pos eso nomás lo dicen ustedes, porque nosotros les vamos a dar una chinga.

El secretario de la defensa ya diciendo en tono burlesco, le pregunta:

- ¿Y con qué armamento?
- Pos tenemo la fuerza municipal, a la que les acabamo de comprar bicicletas nueva. Te voy a echar a los judicial con sus cuerno de chivo y tenemo algunas pistola. ¡Pero no hace falta más, porque nosotros somo muy hombres!
- ¿Y si sabe usted que si nos declara la guerra, en menos de tres horas puedo lanzarle cien misiles, 200 helicópteros, ciento cincuenta aviones bombarderos y tres mil soldados apoyados por diez divisiones de tanques? Un momento de silencio del otro lado de la línea. El presidente municipal recupera su aplomo y pregunta:
- ¿Cuántos soldados decís?
- Tres mil.
- A ver, peráme tantito. El presidente tapa el aricular con su mano y discute unos minutos con su secretario. Después vuelve a hablar.
- Oí, ¿pos sabes que? Yo creo que mejor no le vamo a entrar.
- ¿No que muy hombres?
- ¡Lo de machos no se discute!, pero hace poco nos recortaron el presupuesto federal, las cosecha han salido muy malas, sacamo poco maíz y con la sequía se nos murieron casi todas las vaca y nos quedan pocas gallinas.
- ¿Y eso que tiene que ver?
- ¿Pos que cómo le vamo a dar de comer a tres mil soldado en la cárcel municipal, cuando los tomemo prisionero? pero... ¡De todos modos chinguen a su madre!. Vergas!!!

MORALEJA: EN VILLAFLOR EL CHISTE NO ES TENER LA RAZON, SINO GANAR LA PLÁTICA.

No comments:

Post a Comment

please leave a comment!