20090703

Dos amigas borrachas

Dos amigas, cuyos modernos maridos eran un ejemplo de tolerancia y libertad, y con el respectivo permiso de tan nobles hombres, salieron una noche al antro de moda.

Cuando regresaban en la madrugada, hasta la madre de borrachas, les dieron los naturales deseos de ir al baño, pero lo único cerca era un cementerio.

Decidieron con urgencia, bajarse y hacer sus necesidades.

La primera no encontró con que asearse, así que se limpió con su misma ropa interior, y la tiró.

La segunda tampoco encontró con que asearse así que agarró la cinta de una corona de flores y se limpió con ella.

A la mañana siguiente, los maridos enojados solicitan el divorcio, y se llaman entre ellos para contarse sus penas:

Oye, parece que nuestras viejas se la pasaron a todo dar anoche, porque la mía llegó bien happy y sin calzones.

Y el otro contesta en seguida:

Tienes suerte ca..., y no sé de qué te quejas.

Por lo menos la tuya llegó happy y sin calzones, pero mi vieja llegó igual de borracha y con un listón colgándole atrás que decía:

"Nunca te olvidaremos, con cariño, la raza”

No comments:

Post a Comment

please leave a comment!